MICRO/NANO BURBUJAS

Se considera una micro burbuja aquella burbuja fina con un diámetro de 1 a 100 micras (1µm a 100 µm). La nano burbuja es aquella burbuja fina con diámetro menor a 1 µm.

Se considera una micro burbuja aquella burbuja fina con un diámetro de 1 a 100 micras (1µm a 100 µm). La nano burbuja es aquella burbuja fina con diámetro menor a 1 µm.

Cuando un milímetro cúbico de agua se llena de micro/nano burbujas (1 µm de diámetro), el área de contacto entre el agua y las burbujas es 10.000 veces mayor que el área de contacto de una burbuja normal (1mm de diámetro). De esta manera se aumenta dramáticamente la tasa de transferencia de gas suministrado (aire, oxígeno, ozono, dióxido de Carbono, entre otros) y aumenta la actividad de bacterias aeróbicas en el líquido.

La flotabilidad de una burbuja es proporcional al volumen de aire contenido en ella, las burbujas de 1 milímetro cuadrado flotan a una velocidad de 0.361 pies por segundo o 3610 veces más rápido que una micro/nano burbuja, la cual flota a una velocidad de 0.0001 pies por segundo, permaneciendo en el agua por un tiempo mayor.

Las micro/nano burbujas son de carga negativa debido al aumento en la concentración de iones alrededor de la interfase gas-agua de la nano burbuja.

A medida que las micro/nano burbujas flotan, capturan los sólidos (contaminantes) suspendidos en el líquido llevándolos a la superficie. Dado que dichos sólidos en suspensión no son uniformes en tamaño ni forma, las burbujas grandes fallan en atraparlos, en cambio, las micro/nano burbujas pueden penetrar en pequeños espacios de los contaminantes, envolviéndolos en su totalidad en una bola de pequeñas burbujas, y haciendolos flotar.